Podcast

NYC02: Cuánto cuesta viajar a Nueva York

Preembarque.com
Written by Preembarque.com

En este episodio de Pre Embarque vamos a calcular el presupuesto necesario para unas vacaciones en New York.

Descargar el mp3
Suscribite al podcast: Apple Podcast / Spotify / Google Podcast / RSS
Escuchar los otros episodios de Pre Embarque

¿Cuánta plata se necesita para animamos a viajar a Nueva York? De más está decir que es una pregunta crucial a la hora de planificar las vacaciones. Y la respuesta no es tan difícil de conseguir. Te proponemos dividir el presupuesto en varios rubros: pasaje, alojamiento, comida, transporte y entretenimiento. Ojalá que te sirva como guía para clarificarte el panorama y darte una idea precisa. ¡A hacer las cuentas!

Algunos links que mencionamos:

El track que elegimos para cerrar este episodio:
“New York hustle”, Mick Jagger and Dave Stewart

¿Cuánta plata vamos a gastar si nos animamos a viajar a Nueva York? Es una pregunta crucial para encarar la planificación. El bolsillo siempre manda y, por más consejos de ahorro que te cuenten, al fin y al cabo habrá que poner los dólares.

Por supuesto que hay muchas posibilidades diferentes —que van desde una habitación compartida en Queens hasta una lujosa suite en el Plaza—, pero el objetivo de este posteo es tener una referencia adecuada para el turista promedio.

Para clarificar, el presupuesto puede repartirse entre los rubros pasaje, alojamiento, comida, transporte y entretenimiento. Al margen de todo queda un rubro extra, el de las compras, que no resulta indispensable para encarar el viaje, y que cada uno evaluará cuánto gastar de acuerdo a sus posibilidades. De más está decir que es requisito tener pasaporte al día y visa para ingresar a Estados Unidos (salvo excepciones, tiene un valor de 160 dólares por persona).

Pasajes

En blogs y foros se sugieren muchos trucos para conseguir mejores precios, como buscar determinado día de la semana, probar de madrugada, comprar con determinados meses de anticipación, esperar hasta el último día, navegar de incógnito y muchas más. Lo cierto es que estas recomendaciones no son científicas, sino que pueden funcionar o pueden fallar en proporciones iguales. Sí hay una lógica en la fluctuación del precio de los pasajes —que tiene que ver con la tasa de ocupación del vuelo y el tiempo que falta para la fecha— pero es al margen de las políticas de precios (y de ofertas) de cada vendedor en particular.

Aquellos que tengan flexibilidad de fechas serán los que lleven todas las de ganar. Podrán aprovechar ofertas de última hora o promos específicas que lancen las aerolíneas o los portales. Para los que deban pedir las vacaciones o dependan del calendario escolar tendrán que saber que el presupuesto aumentará.

Las mejores épocas del año teniendo en cuenta los precios suelen ser mayo-junio y septiembre-noviembre, con un ticket promedio de 900 dólares. Y durante las vacaciones los precios se disparan, llegando casi a 1200 dólares en enero-febrero y julio.

Si no es posible elegir fechas, una alternativa para bajar costos es viajar con más escalas. Todo, no se puede.

Alojamiento

Los valores de los hoteles varían mucho de acuerdo a la temporada del año. Si bien no hay temporadas bajas y altas muy marcadas, los precios sí cambian. Más allá de las ofertas que siempre aparecen en portales específicos y de los eventos puntuales que pueden modificar radicalmente los precios (un feriado como el Día de Acción de Gracias o Año Nuevo; la Maratón de noviembre o la Comic-con de octubre).

¿Qué define una buena relación precio-calidad? Si tiene desayuno, el tamaño de la habitación, la limpieza, la ubicación (al menos, en relación al subte). Si tiene heladera y microondas puede valer unos dólares extra porque ayudará a ahorrar luego en algunas comidas.

La opción más barata, un hostel con habitación y baño compartidos, cuesta entre 80 y 120 dólares la noche (para dos personas).

La habitación doble en un hotel 2 estrellas, bien ubicado, oscila entre poco más de 100 dólares la noche en enero-marzo y va subiendo a lo largo del año hasta casi 300 dólares a fines de diciembre, con una pequeña caída para el verano boreal (julio-agosto). Por otra parte, una doble en un 3 estrellas cotiza desde 150 para enero-febrero hasta 400 en diciembre.

Siempre hay que tener en cuenta que en Estados Unidos los precios se indican sin impuestos, que varían de ciudad en ciudad. En Nueva York hay que sumar el 15%. Y por favor, hay que leer toda la descripción y letra chica: muchos alojamientos tienen un precio más bajo que la media pero luego suman cargos extra que no son optativos (acceso al gym, internet).

Consejo: reservar siempre en sitios que permitan cancelaciones gratuitas y seguir buscando más sobre la fecha. Es habitual que algunos portales, como Booking, lancen descuentos muy importantes. Si así fuera, simplemente reservamos con el nuevo valor encontrado y luego cancelamos la primera reserva.

Advertencia sobre Airbnb: es un sistema muy práctico y conveniente, pero a diferencia de lo que ocurre en otras ciudades, en NYC todavía no ha sido legalizado. Es muy cierto que se consiguen precios mucho más bajos que en hoteles, pero hay varias cosas por confirmar. Una de las más importantes, a nuestro criterio, es que suelen ser edificios sin ascensor. Y según reportan varios turistas, últimamente se han incrementado muchísimo las cancelaciones por parte del propietario, lo cual implica tener que salir a buscar otra opción contrarreloj. A veces, un puñado de dólares extra vale la tranquilidad.

Comida

El cálculo simple y rápido para hacer es de 20 dólares por persona por día, suponiendo que el hotel tenga desayuno, haciendo un almuerzo rápido al paso y eligiendo inteligentemente los lugares. Se llega a ese valor compartiendo bebidas en las cadenas que incluyen refill gratuito, aprovechando las promos en locales de comidas rápidas (no los combos de McDonald’s, por ejemplo, sino los productos en oferta). Incluso es muy ventajoso comprar fiambre y pan en un supermercado y llevarlos en la mochila para un tentempié en medio de las caminatas, o pasar por un Deli o un CVS de camino al hotel y cenar en la habitación. La diferencia en tax, en propinas y en precios se nota mucho.

Transporte

Ya quedó dicho en otros posteos: la Metrocard ilimitada es indispensable. Sale 32 dólares por persona y puede ser utilizada todas las veces que se quiera, tanto en subtes como en buses, durante una semana. Con esto no será necesario otro gasto, con excepción de los traslados a los aeropuertos. Para ello, 10 dólares extra por persona en transporte público, unos 50 en combis y aproximadamente 170 dólares para un taxi (ida y vuelta).

Entretenimiento

En este rubro englobamos las entradas a museos y espectáculos, los tickets para subir a los observatorios y demás. Es también relativo, porque bien puede disminuirse al mínimo y disfrutar de las muchas opciones gratuitas que ofrece la ciudad.

Un recorrido básico podría incluir la subida al mirador del Empire State (37 dólares los adultos, 31 los menores), el 9/11 Memorial and Museum (24 para adultos, 15 para menores), el viaje a la Estatua de la Libertad y Ellis Island (usd29 y usd19, incluyendo el acceso a la corona), la entrada a alguno de los grandes museos (Guggenheim, Moma y MET cobran 25 dólares cada uno para mayores, los menores entran gratis).

Este combo suma 115 por adulto y 65 por cada menor.

Un musical de Broadway sería otro indispensable. Y acá las entradas también varían mucho de acuerdo al cartel. Porque un gran secreto a voces es que prácticamente todos los espectáculos ofrecen descuentos y para conseguirlos no es obligatorio hacer la larga cola en la famosa boletería de Times Square: existen páginas web que los venden ya rebajados (PlayBill.com y BroadwayBox.com son dos de ellos).

Eso sí: los grandes éxitos no se consiguen con descuento. The Lion King tiene entradas desde 100 dólares, Wicked arranca en 89. Otros clásicos más añejos tienen valores mucho más accesibles: School of Rock parte de usd59; Chicago se consigue por usd50 y Hello Dolly por 39. A esos valores hay que agregarles impuestos y cargos varios, lo cual lleva el precio un 15% más arriba.

Leave a Comment